Trovando... trovando sonido.

Loading...

sábado, 30 de agosto de 2008



Lázaro García pertenece al movimiento de la Nueva Trova Cubana… pero desde el interior de la República, así que nos gustaría saber ¿cómo un trovador que inició su camino en los mismos años que el resto de los trovadores de este movimiento, pero en el interior del país, se encontró con la trova de la Habana? Es decir, ¿cómo y cuándo la trova de la provincia se reflejo en la Habana, o cuándo y cómo la trova de la Habana se reflejó en la provincia cubana?

Mira… es muy interesante tu pregunta porque hay muchas respuesta para ella… pero, en principio nunca nos planteamos… o sea… el hecho de ser trovadores lo condimenta la propia convulsión de la revolución… el hecho de agarrarnos adolescentes un hecho social tan profundo como lo es una revolución y… sin darnos cuenta, como teníamos bueno… inquietudes musicales le fuimos dando un poco respuesta a todo lo nuevo que estábamos viviendo. Y unos por la Habana, otros por oriente, otros por el centro del país, fuimos cantando nuestras propias experiencias y… por supuesto se fue identificando con la juventud porque era lo nuevo… era otro mundo al que estábamos asistiendo y participando. Y la herencia de la trova cubana fue básica porque, la trova es esencialmente, bueno… es una especie de Heraldo que anuncia acontecimientos o experiencias vividas… o tratas de comunicarle a alguien tus propias experiencias nuevas… y esa naturaleza la tenía la trova tradicional.

De manera que las herramientas de la trova tradicional, que fueron la guitarra, el verso y la canción, las retomamos… pero sin darnos cuenta. Quizá en el contexto de otra época por supuesto y empezamos como que a trovar y a decir nuestras cosas. Y eso fue, así de manera espontánea fue creciendo, se fue identificando, fueron nucleándose gentes alrededor de este movimiento… el propio Estado se da cuenta y… es de la idea de reunirnos y… es allí donde nos conocemos un poco, la gente de Cienfuegos, la de la Habana, la de Santiago de Cuba y… se decide pues, darle organicidad a ese movimiento y era una etapa muy bonita. En el año '72 entonces se decide el primer encuentro de trovadores, que todavía no tenía ni nombre… Noel fue su primer presidente.

¿Recuerda la fecha… preguntamos? Y la respuesta fue inmediata… sin el más mínimo titubeo.

El dos de diciembre de mil novecientos setenta y dos en la ciudad de Manzanillo. Es la ciudad… en la provincia Gramma que es donde desembarca Fidel en el '56.

¿Antes de llamarse –inclusive- Nueva Trova?

Claro… claro. Sí éramos trovadores, nos considerábamos trovadores, porque nosotros… o sea, la trova o la nueva trova… la que sea… la novísima, para nosotros no es un género, sino una asunción de valores ante el arte… es una estética… es una estética con una buena dosis de ética también. Yo recuerdo que en el primer carnecito que nos dieron había una frase de Fidel que decía: "No puede haber valor estético sin contenido humano". Entonces por ahí nos fuimos, a veces uno hacía un género, otro hacía otro, pero el enunciado… la raigambre de su discurso tenía muchos puntos en contacto con la trova tradicional que se hacía… desde una guaracha, hasta un bolero. Y entonces, bueno… pues ahí se bautizó, vamos a llamarlo así… como movimiento de la Nueva Trova. Nueva, por lo nuevo de los acontecimientos políticos y sociales del país… y la trova, porque justamente nos sentíamos parte del hilo conductor de la Trova Cubana… de esa fuente.

"Del agua que bebimos" es un disco que hicimos en otra disquera, con el que quisimos homenajear en los treinta años de la Nueva Trova… homenajear con treinta canciones: quince antológicas de la Nueva Trova y quince antológicas de la Trova Tradicional en un solo track, es decir, dos canciones en un solo track… que arranca Pablo y termina Silvio. Ese disco es un referente… una demostración de cuanto pensamos que la trova es una sola. Demuestra mucho que… defendemos la tesis de que la trova es una sola… en diferentes etapas.

¿Es –para Lázaro García- la Nueva Trova Cubana una canción política?

Se nos identifica mucho como portavoces de la revolución cubana, hay mucho de cierto… pero en realidad, yo que conozco la obra de casi todos nuestros compañeros, un diez por ciento son las clásicamente políticas, el noventa por ciento son románticas… de otros temas sociales, pero que responden a que el amor a partir de una revolución cambia también, el concepto. La participación de la mujer, la incidencia de la mujer en la sociedad te violenta también el concepto arcaico de la mujer y la relación de pareja… cuando hay una relación de gentes comprometidas con su proceso. O sea que todo… en una revolución todo te cambia, desde el acto más íntimo de la pareja, hasta lo más trascendente como la caída del Ché en Bolivia.

No hay comentarios: