Trovando... trovando sonido.

Loading...

martes, 19 de mayo de 2009

BE NEDETTI




Be nedetti
Cruzá la barrera, que aquí te estamos esperando.
Be nedetti y regresá al lugar del que nunca habeis salido…
Bene detti, bene…
molto bene detti.
Be nedetti que vos hiciste de la lengua, tu lengua.
Be nedetti que vos podeis hablarla como te dé la gana…
que vos podeis escribirla como te parezca.
Be nedetti que vos podeis usar el verbo al derecho y al revés.
Con “ve” o con “be” nedetti
Porque con vos, el verbo no solo dice, sino que be nedetti.
Porque a partir de vos todo se be nedetti.
Nacé… que el mundo te be nedetti
Be nedetti que el cielo te mira desde el Sur.
Porque el Sur no solo existe, sino que be nedetti.
I want to be nedetti.

domingo, 17 de mayo de 2009

Al son del Flamenco Holandés




Extrañamente, me sentí como en Santa Lucía. En mi barrio El Empedrao… en la esquina de San Luis, a que Diego o en la Esquina de Palermo... en Maracaibo. Con miles de kilómetros y leguas de tierra y mar de por medio, me sentí como allá. Pero no, estaba aquí. En una hermosa calle de aspecto antiguo y bajo el nivel del mar. Allí me tropecé con una de las pocas expresiones musicales propias con las que cuenta Holanda: el flamenco. Pero no el flamenco español, sino el neerlandés. Para el que no lo sepa, en este pedazo de mundo aorillado al Mar del Norte también hay flamencos, como en Andalucía y Rumanía. Ya son muy pocos los que cultivan y preservan como un tesoro esta cultura, pero allí están todavía… al sur de Holanda, muy cerquita de Bélgica. Otra vez constatamos como la música es el verdadero idioma universal. El cuatro venezolano se acopló a los ritmos de los flamencos. Como la contradanza se acopla al danzón… como la gaita al carnaval boliviano… así mismo fluye la sublime transición del flamenco al joropo, como ya nos lo había dicho el maestro Tomás Montilla. Aquí te esperamos Gustavo Colina.




















domingo, 10 de mayo de 2009

DE CANTO Y CANTO EN ÁMSTERDAM











Ámsterdam, una de las ciudades más cosmopolitas de Europa. Allí se conjugan casi todas las nacionalidades… de todos los continentes. Pero el Sur, es la vedet… el Sur es una diva que camina y deambula por los días y las noches de esta hermosa capital enclavada paradógicamente bajo el nivel del Mar del Norte. Allí mostramos una humilde parte de lo que se hace en Venezuela y en la Patria Grande. Nuestro canto se conjugó con los aplausos turcos, afganos, uruguayos, chilenos, holandeses, venezolanos, ecuatorianos, surinameses, guyaneses, vascos, iraníes… y otros que por su similitud con nosotros mismos no pudimos diferenciar. Eso sucedió el 7 de mayo de 2009.










PRIMERO DE MAYO




Aunque en Holanda no se conmemora el día del trabajador… los latinoamericanos que sí lo hacemos, aceptamos la invitación de la Asociación de Turcos en Ámsterdam para celebrar la mano de obra digna y honesta que hace el pan para todos; la que construye y no destruye; la que siembra y no tala, ni quema; la que fabrica juguetes y no armas; la que acaricia y no golpea; la que se defiende y no agrede. Porque como dicen en mi pueblo: “una mano lava la otra y las dos lavan la cara”. Allí se juntaron las manos turcas con las chilenas, las uruguayas, las árabes… las manos del Sur, se hicieron una sola, para lavar la cara de todos los trabajadores honestos del mundo… hasta de los que trabajan en países en los que estos productores de vida y bienestar no cuentan con este simbólico día de reconocimiento. Allí pusimos nuestra mano de obra y nuestras herramientas sonoras al servicio de la hermandad que está empezando a hacerse potencia austral.

miércoles, 6 de mayo de 2009

FESTIVAL DE LAS FLORES


Llegó la primavera y con ella las flores a Holanda. En un país donde no abundan los colores… donde el gris es el matiz cotidiano, se organiza de manera tradicional la feria de flores más grande del mundo: keukenhof. Los tulipanes son los más abundantes… ya son parte de la identidad neerlandesa. Los cisnes son los anfitriones.