Trovando... trovando sonido.

Loading...

miércoles, 16 de abril de 2008

SE VENDE TÍTULO DE PERIODISTA… PRECIO NEGOCIABLE


Es increíble como ha proliferado el periodismo empírico en Venezuela. Lo peor es que, ni las universidades, ni el Colegio Nacional de Periodistas, ni las decenas de asociaciones y sindicatos de fablistanes se pronuncian al respecto. Quiero empezar por decir que según lo que yo entendí en la universidad, una cosa es la comunicación y otra el periodismo, es decir… no son sinónimos. Comienzo con esto, porque he escuchado en miles de ocasiones decir que todos tenemos derecho a comunicar… a ser comunicadores. Eso es verdad. También pudiera ser verdad que el problema comenzó –como decía el maestro del periodismo, Cheo González- cuando al sistema se le ocurrió imponer el título de Comunicadores Sociales, sustituyendo el de Licenciados en Periodismo, con lo cual se generó la manipulación semántica. Y pudo haber comenzado allí porque es cierto que comunicar es y debe seguir siendo un derecho humano universal e inviolable, pero no es lo mismo que ejercer una profesión que tiene características técnicas y científicas como la ingeniería, la medicina, la economía, entre otras. Porque no es lo mismo preguntar que entrevistar; redactar que escribir; narrar que hablar; interpretar que opinar. Como no es lo mismo ser ingenioso que ingeniero; o curandero que médico; como no es lo mismo abogar que ser abogado; libertad de expresión y libertad de profesión. En fin, todos somos comunicadores… pero no todos periodistas. Y esta confusión puede ser muy peligrosa porque estamos hablando de la expansión de mensajes que, como las bombas de la OTAN en Kosovo pueden caer en el lugar equivocado. Y los misiles mediáticas tampoco discriminan.