Trovando... trovando sonido.

Loading...

lunes, 14 de abril de 2008

¿POR QUÉ EVO?

Desde el corazón de Suramérica

Es muy sencillo entender lo que pasa en Bolivia. Es elemental… claro… explicable… lógico. Como diría un matemático: “equis por cero es cero”. O como razonaría un jugador de dominó: “cierre a blanco no se pierde”. ¿Cómo va a perdonar el imperio norteamericano que un indio se le revele y salga ileso? Jamás pensaron que Bolivia… ese paisito al que nadie le prestaba atención y donde ellos habían logrado instalar una suerte de refugio de descanso… su Camp Davis del Sur, fuese a resultar la tapa del frasco en la consolidación de un bloque de resistencia meridional. El psicópata del norte está desesperado y está metiendo presión a sus lacayos bolivianos. Tuvo que olvidarse de Fidel, porque le quedó gigante; después le aparece Chávez quien lo pone en ridículo ante el mundo; y entonces cuando tiene tanto trabajo tratando de armar una estrategia que le permita recuperar Venezuela antes de irse… resulta que le aparece de nuevo –como un fantasma- Daniel Ortega… y después Rafael Correa (ese muchachito que hasta estudió en Estados Unidos). Y como si fuera poco, nada más y nada menos que una mujer también lo manda pa’l carajo: Cristina Fernández. Pero bueno, se puede entender que Chávez, que es oficial del ejército venezolano; Ortega, que es un reconocido comandante guerrillero; Correa, que es doctor en economía y Cristina Fernández, que es abogada se revelen… pero ¡Evo Morales! Eso es inaudito.