Trovando... trovando sonido.

Loading...

martes, 7 de abril de 2009

La perla mayor de esta serie de delitos cometidos en tan sólo cuarenta y siete horas, es sin duda el Golpe de Estado que, se cumplió cuando precisamente se eliminó la institucionalidad y el derecho de elección popular, diciéndole a la gran mayoría de electores que, su voto quedaba confiscado y que los alcaldes, gobernadores y diputados que había elegido quedaban destituidos de manera arbitraria. Todos recordamos -y debemos seguirlo haciendo- a aquella señora que se preguntaba “ …y qué hago yo con mi voto”. Gracias al video tenemos ese y miles de testimonios más que reclaman justicia por aquel Atentado a la Democracia. Gracias a la tecnología audiovisual tenemos también la prueba de aquel delito de Dictadura en la que no sólo Carmona participó. En la responsabilidad hay que incluir también al montón de traidores que lo aplaudió y avaló aquella aberración. Como alegato acusatorio en contra de “Pedro el breve” es suficiente el concepto de Dictadura: “Gobierno que prescinde del ordenamiento jurídico para ejercer la autoridad sin limitaciones en un país y cuyo poder se concentra en una sola persona”. Para sus aduladores-cómplices, la segunda acepción de Traición que ofrece el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española: “Delito que se comete contra la Patria o contra el Estado, en servicio del enemigo”. La tercera acepción también les queda como anillo al dedo: “Alta traición. La cometida contra la soberanía, la seguridad o la independencia del Estado”.
Conspiración; complicidad; incitación al delito; derrocamiento; secuestro; intento de magnicidio; usurpación; Golpe de Estado; dictadura; traición a la patria. Un decálogo de delitos… quien sabe cuántos muertos y solo tres presos. Los resultados siguen favoreciendo al enemigo.
"La impunidad de los delitos hace que estos se cometan con más frecuencia; y al fin llega el caso en que el castigo no basta para reprimirlos".
Simón Bolívar.

No hay comentarios: