Trovando... trovando sonido.

Loading...

lunes, 22 de diciembre de 2008







¿Quien me devuelve la Feria de la Chinita? La mía, no la de Marubini o de los empresarios a los que les importa un pepino nuestro gentilicia. Mucha alaraca hubo cuando los dueños de la Polar y Radio Caracas agredieron nuestra gaita, pero bastó que se asomara el bozal del Oso para que se acabara la protesta. ¿Por qué nadie enciende luces y pinta carros para que nos devuelvan los “Amaneceres Gaiteros”, desplazados por lo que ahora llaman “Amaneceres de Feria”, tras los cuales subyace la imposición transculturizadora en pos del dinero: dos grupos de gaitas, uno de merengue, otro de reguetón y cinco de vallenatos. Allí si no somos regionalistas, porque resulta que ahora la Cervecera Regional –por cierto, de los Cisneros, no zuliana- es más tradicional que la Esquina de San Luis… Alfredo Arrieta. Yo no rechazo el apoyo económico que puedan dar, pero no admito que sea a cambio de nuestros valores culturales. ¿Por qué a nadie se le ocurrió pedirle a estas empresas “tan solidarias”, una casita o una bequita pa´que Moises Bracho no muriera en la inciforia? El Zulia es una fuente inagotable de recursos artístico-culturales, sumamente atractivos a los intereses publicitarios. ¿Por qué no agarramos la sartén por el mango y hacemos que nos paguen por preservar nuestras tradiciones, en vez de venderles nuestra identidad para que la desechen y nos impongan una por la cual no vamos a poder pedir nada, porque al fin de cuentas no es nuestra? Eso es lo que está pasando, frente a la vista gorda de todos los “regionalistas zulianos”
¿Ya sabeis “dónde están los poetas”, Wolfan Romero? ¿Será que los secuestró el mercado? ¿Que están muriendo de tristeza? ¿Será que Luis Ferrer no tuvo más Lago al que cantarle? ¿O que a Pachano se le acabaron las tradiciones? ¿Será que “Mi nostalgia” se le hizo real a Simón García… aun estando en Maracaibo? Mucho aguantó Firmo Segundo. Quien se atreve a imaginar a Luis Oquendo Delgado, un 18 de noviembre sentado en sus escalinatas de siempre, escuchando Las musas del Vallenato. O a Mamaota haciéndole coro a Diomedes Díaz en vísperas de la Aurora.

No hay comentarios: